Simone Biles, gracias por hacernos humanos

La retirada de la deportista pone de manifiesto muchas cosas. Primero, que somos personas; segundo, que los medios de comunicación pueden hacerlo bien.

Es una deportista de 10. Ha sobrepasado cualquier expectativa física y batido récords en la disciplina de gimnasia artística como para coleccionar. Tras debutar siendo menor de edad, a sus 24 años ha conseguido ser siete veces campeona nacional, ​campeona olímpica en Río 2016​ y cinco veces campeona del mundo. Este año 2021, en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, Biles se ha retirado de la competición por motivos de salud mental. Y nosotros, desde aquí, le damos las gracias porque, con su gesto, nos ha hecho un poco más humanos. En todos los sentidos.

Por un lado, ha visibilizado un problema de salud que todavía supone un tabú para muchas personas y para el conjunto de la sociedad. La ansiedad, las cargas personales, los miedos, incluso el éxito, como en el caso de Biles un éxito demoledor, pesan. Y a veces, pesan tanto que pueden con nosotros mismos. El reconocimiento público del motivo de su retirada ha sido la mejor campaña de salud mental que se haya podido hacer: cuídate, respeta tu mente, recupérate. Tu valentía, nos hace seres humanos. Nuestra empatía hacia ella, también.

Esta parte de reconocer el problema es el trasfondo de este post, pero estos días hemos apreciado otra cuestión que merece un pequeño apunte: la labor de los medios de comunicación en la cobertura de la noticia. De momento, la damos por buena, por válida. Hasta ahora, en general, hemos podido leer titulares positivos, que solo pretenden informar de su retirada y no enjuiciar a la protagonista. Esto es algo que debemos valorar y una línea que debemos seguir. Porque, cuantos menos juicios se emitan por parte de los medios a la hora de transmitir una información*, menos prejuicios se producirán en la sociedad.

                Hemos huido de este estilo pestilente tan típico que podría sonar así….

Simone Biles, la chica de oro que se funde…

Lo que no sabías que había pasado por la mente de Biles…

Lo que esconden las lágrimas de Biles…

O cualquier juicio de valor rocambolesco y cochambroso que sobra y solo destruye el Periodismo y a la información. Y a la deportista. Gracias a los medios de comunicación por informar. Y por colaborar a esa visibilización de la salud mental.

Simone, gracias hacernos humanos. Estamos deseando verte de nuevo en acción. O, mejor todavía, decidas lo que decidas en el futuro, te seguiremos admirando como deportista y como persona.

Por cierto, espero que cuando pasen unas horas no tengamos que meternos este post por el…. Sigamos informando, por favor.

*Hablamos de información, no de opinión.

Deja un comentario