Fotoperiodismo: el fin y el principio de la mentira

La función principal del periodismo es difundir la verdad (¿o una verdad?)

La del fotoperiodismo, es difundir la verdad a través de la imagen.

Su importancia es increíble: ver para creer, dicen algunos. Y la fotografía no editada nos permite justamente eso, mostrar de la manera más objetiva posible una verdad.

Esta es la ilustración que se hizo de la muerte del príncipe alemán Otto von Bismark. Una imagen que muestra una muerte digna a la altura de un príncipe.

Grabado en Madera por E. Limmer, 1898

En el grabado podemos contemplar a un von Bismark plácido, acompañado, y en un ambiente limpio.

Atención: imagen posiblemente impactante en el lecho de muerte.

Pero sucedió que los fotógrafos profesionales de Hamburgo Max Priester y Willy Wilcke se colaron en la habitación la noche en que murió Bismarck, sin el permiso de la familia, y realizaron la imagen siguiente:

Fotografía de Max Priester y Willy Wilcke

Quizás fueron los primeros paparazzi de la historia y, quizás, hay que plantearse si se puede comentar un allanamiento de morada en virtud de la búsqueda de la verdad. Pero ese es otro debate. El que yo quiero mantener es ¿la fotografía es entonces verdad, y la pintura es subjetiva?

Evidentemente, es más fácil que la imagen sin retocar sea fiel a la verdad y es más fácil pintar lo que uno quiere de una manera alterada.

Así pues, al principio de nuestro recorrido por la historia del fotoperiodismo, la fotografía parecía transmitir una verdad inalterada. Así, era posible ver para creer.

Alteraciones que manipulan

Pero, aunque no estemos “retocando” la imagen (cosa prohibida en periodismo), sí que se puede alterar completamente su significado si buscamos el ángulo de toma adecuado, o si recortamos la imagen. Aquí, una fotografía de portada de El Mundo, y es muy claro su significado.

Fotografía recortada

Y aquí el mismo cartel, que se corresponde a una manifestación en Euskadi:

Cartel Original, donde se lee (traducido): No a las imposiciones. Somos una nación

Esto no es una muestra de una visión subjetiva del periódico: es una clara manipulación de la verdad con fines políticos. Y sin photoshop o sin retoque, solo buscando un encuadre que tergiverse lo que está sucediendo.

La audiencia debe estar siempre pensando “¿por dónde me la están metiendo doblada?” Y no dudes que lo están haciendo.

Es tan… tan fácil sacar un fragmento de audio de contexto, capturar un instante de alguien que se rasca la cabeza y escribir en el pié: “Fulanito está preocupado”…

Ya no podemos Ver para Creer.

Debemos Pensar para Creer. ¿Qué dirían los filósofos empiristas de esto?

Nunca creernos nada porque lo hayamos visto u oído. Es nuestra responsabilidad como audiencia estar al tanto y leer entre líneas, como en la época de la censura.

Enlaces para saber más:

Declaración del Director del mundo (Pedro Jota Ramírez) sobre esta imagen : https://historico.prnoticias.com/hemeroteca/20108844-pedrojota-ramirez-contesta-a-prnoticias-sobre-la-polemica-portada-de-eta-la-foto-es-de-pulitzer#inline-auto1611

Historia de la fotografía de Otto von Bismark: (en inglés) https://iconicphotos.wordpress.com/2009/07/08/bismarck-on-his-deathbed/

Salvador Sostres: Todo Fotografía es Opinión. Artículo en el Mundo en defensa de Pedro Jota y la imagen en cuestión. https://www.elmundo.es/blogs/elmundo/guantanamo/2011/09/15/toda-fotografia-es-una-opinion.html

Deja un comentario